La Sangre de los Elfos PDF

La Sangre de los Elfos pdf representa la tercera secuela de la saga de Geralt de Rivia, publicada originalmente en el 1994.

Su autor; Andrzej Sapkowksi, hace un cambio en su esquema narrativo; pasando del relato (género en el que había escrito las entregas anteriores) a la novela, recurriendo a diversos elementos: un conjunto de complejos, pero bien caracterizados personajes secundarios con la intención de exaltar a Geralt de Rivia, que a la vez permiten darle nuevos hilos argumentativos a la trama.

La Sangre de los Elfos PDFEstos nuevos personajes siempre aparecen acompañados de aquellos ya conocidos; ofreciendo así gran carga de credibilidad, y permiten expandir un poco más el enfoque de la historia. La narración y descripción de las escenas de acción es otro valor que destaca en la obra, así como el pronunciado carácter escénico y episódico que envuelve al lector.

 

La Sangre de los Elfos presenta un clima tenso y ansioso que se muestra en la inquietud interna de Geralt de Rivia ante los inminentes hechos importantes que se desarrollan y los futuros dramas que ocurrirán, evidenciándose en el profundo miedo de él por Ciri y por la inesperada e impredecible forma en que se forjará su destino al lado de ella, así como en la relación de tragedia y comedia con Yennefer, mostrando esa lucha interior del brujo entre su parte más humana y el deber para consigo mismo.

La Sangre de los Elfos PDF en castellano

Esta novela cumple satisfactoriamente con el reto de trasladarse del terreno del relato; manteniendo grandes virtudes que se habían hecho presentes en las secuelas anteriores: personajes intensos y con gran valor, un profundo trasfondo moral y ético que se adapta de muy buena manera a la actualidad, y un ritmo narrativo bien elaborado. De igual forma, contiene una trama política verosímil y acorde con los hilos conductores de la narración ya planteados.

Sapkowski presenta este texto como “el mayor renovador del género fantástico de estos tiempos”.

Esta entrada fue publicada en Fantasia el por .